Pan Relleno

Todas las maneras en las que se puede rellenar un pan

Pan relleno de chorizo criollo y pimientos

Hay algo que no puedo soportar, que cuando voy a un restaurante y pido un calzone o un stromboli, o cualquier pan relleno, el relleno es ínfimo y termino comiendo sólo pan.

O por el contrario, el relleno es todo queso, el queso rezuma sobre el pan. Es algo que me da mucha rabia y no quiero pagar por eso cuando lo puedo hacer yo misma mucho mejor.

Pan relleno de chorizo criollo y pimientos

Así que mi decepción constante de pedir panes relleno en cualquier restaurante, me decidí a hacer las cosas a mi manera y hacer mi propio pan relleno.

Y creo que esta combinación de chorizo criollo y mezcla de pimientos con varios tipos de queso es perfecta. Aunque claro, siempre puedes cambiar los ingredientes del relleno por los que desees, pollo, carne picada, champiñones, quesos...

Para hacerlo fácil, he utilizado un pan ya cocinado, pero si queréis, podéis utilizar la masa de pan, estirarla y rellenarla con la mezcla. Después sólo hay que hornearla.

¡A ver si podéis comer tan sólo una rebana de este pan relleno!

Ingredientes que vamos a utilizar:

  • 450 gramos de chorizos criollos (dulces o picantes)
  • 1 pimiento rojo, picado
  • 1 pimiento amarillo, picado
  • 1 cebolla grande, picada
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca
  • 1 pan de chapata
  • 200 gramos de queso cheddar
  • 250 gramos de mozzarella rallada mezclado con queso provolone
  • Aceite de oliva virgen extra para barnizar
  • sal y pimienta, al gusto
  • 2 cucharadas de queso parmesano (o más, al gusto)

Instrucciones a seguir para elaborar la receta:

Iniciamos la receta sofriendo el chorizo criollo en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva hasta que esté dorado. Pelamos las cebollas y las picamos muy finamente.

Hacemos lo mismo con los dos tipos de pimiento. Lo agregamos a la sartén con el chorizo criollo, y dejamos que se cocinen durante unos 10 minutos o hasta que estén tiernos.

Sazonamos con sal y pimienta negra al gusto, además de añadir el ajo en polvo, el orégano y la albahaca.

Precalentamos el horno a 200 ºC con calor por ambos lados y una rejilla en el centro.

Dividimos el relleno en 2 y dejamos que enfríe. Después le añadimos el queso cheddar y la mezcla de mozzarella y provolone.

Cortamos el pan de chapata por la mitad y le retiramos la miga de dentro sin romper la corteza. Introducimos el relleno dentro del pan, y después barnizamos el exterior del pan con aceite de oliva.

Cortamos el pan en rebanadas y las colocamos en una bandeja para horno antiadherente o en papel de aluminio. Añadimos el queso parmesano por encima y horneamos durante 15 minutos hasta que se derrita el queso y coja un tono dorado.

Si vemos que la corteza se empieza a poner muy marrón, la tapamos con una lámina de papel de aluminio. Hay que servirlo en caliente, y lo puedes acompañar de una salsa barbacoa.